viernes, 7 de octubre de 2016

Iberia de Carlos Saura (y Albéniz)

Apuntes de Carlos Saura para su película Iberia


Sigo leyendo la Edición conmemorativa del Centenario de Isaac Albéniz y hoy me toca la película de Carlos Saura, Iberia, inspirada libremente en alguna de las piezas de la famosa suite y en otras composiciones del compositor español. Además del DVD, la edición incluye los Apuntes para una película de 90 minutos, realizados por el propio Saura en 2004 para la preparación del film.



¿Qué me ha parecido la lectura que Saura hace de Iberia y las otras piezas? 

Me ha gustado sobre todo escucharlas mientras veía las coreografías y sentir cómo analizan las obras. Los gestos, movimientos, cada paso y hasta cada mirada dibujan con claridad  la partitura, ya sea la alternancia típica de estas piezas tripartitas (ABA'), una modulación pasajera o un cambio de escritura. Me ha encantado el zapateado sobre Evocación, nada más comenzar la película, que retrata el ritmo interno de una pieza que suena (pero no es) estática y cómo en Aragón se mezcla el baile español con la típica jota, exactamente como Albéniz lo quiso. 

Me he quedado imaginando si los colores elegidos para los decorados «están» en las partituras y creo que sí. Parece acertado pensar que la paleta de Albéniz no destaque por sus pasteles, sino por los rojos, anaranjados y amarillos, incluso por los azules y por el negro. También me ha recordado cuánto llamó la atención a los músicos franceses en las exposiciones universales los bailaores flamencos y, al ver los de esta película es cierto que parece más claro el discurso de Albéniz o incluso más fácil de tocar. Y es muy probable que sea por lo que el propio director explica en el prólogo de sus Apuntes y que para mí resume la filosofía de esta película:

«...si bien es cierto que el cine musical puede adoptar muchas formas, la que considero que representa su estado más puro... es aquella en la que no se le somete a ninguna historia o narración. Para mí el verdadero musical se encuentra contenido en la propia música, y sus intérpretes no debes ser otros que los músicos y bailarines que la interpretan.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario